recensioni del pubblico

domenica 28 ottobre 2018

21°Feria de los titeres, Cali

E ripeto, quando c'è nel pubblico chi ti scrive questo, significa che ciò che vuoi trasmettere, arriva.
 
Casa de los títeres, Cali, Colombia
Sábado 13 de octubre 2018
Presentación de la obra ''Caminando bajo el hilo'' en el marco de la Feria Internacional de los Títeres.
5.pm. La sala de la Casa de los Títeres está llena de espectadores de todas edades, ávidos de sueños y de magia. Perfecto. La señora Nora, les invita justamente a disfrutar de los números encantadores de la compañía!
La palabra deja el espacio a la música y a la plena presencia de personajes increíbles. Cada uno se presenta en su especialidad, exploran espacios entre piso y aire caminando, bailando, volando! Cada uno conmueve a su manera, moviéndose con mucha poesía y sensibilidad.

Están a la vez muy frágiles (descubrir el mundo con timidez, tomar riesgos en acrobacias, presentarse frente a un público… es un gran reto!), y muy fuertes, porque lo hacen de manera tan honesta, se ofrecen con tanta generosidad, que generan admiración y crean empatía.
Son marionetas. Podríamos decir que sus vidas penden solo a algunos hilos. Creo que es mucho más que eso.
Viven del alma que les concedió sus constructores cuando les fabricó, en madera tallada, pulida y pintada con ternura y sutilidad.
Viven del talento amoroso que entrega la titiritera italiana Nadia Imperio cuando les anima, acompañándoles con su mirada benevolente, con toda y hasta la punta de sus dedos, tocando del control con la virtuosidad de un músico.
Viven del corazón abierto de cada espectador que se asombra mirándoles cómo maravillosos pequeños seres vivos.
Por eso estas marionetas tienen vida. Caminan sobre la cuerda sensible del ser humano.
Suzanne

Nessun commento:

Posta un commento

Ciao! Il tuo commento è utile, grazie per il tempo che ci dedichi

Tula, fra i primi nostri spettatori

Tula, fra i primi nostri spettatori

Anch'io metto il mio mattone

Anch'io metto il mio mattone
Serata di beneficenza per il parco Fenderl